Ultimas Novedades

15 Dulces Mexicanos Que Ya No Se Venden Y Seguimos Extrañando

Asi es, llego la hora de la melancolía, del recuerdo sin fin y la añoranza de aquellos años…mejor dicho de aquellos dulces recuerdos!  Si no conoces alguno de estos dulces, seguramente tus padres si!

CIGARROS DE CHOCOLATE

Descontinuados por culpa de la corrección social sobre la mala costumbre de fumar (Y por lo políticamente correcto), los cigarros de chocolate venían en cajitas parecidas a las de verdad, con “marcas” similares como Watson, Maldoro, Camello, etc. La verdad es que además de ser muchos chocolates por cajita, eran muy sabrosos. Eso sí, suerte pelándolos sin que se rompieran y mucho si no comias el papelito donde se envolvían era aun mucho mas suerte 🙂

El Villano Reventón

El final de la moda de hacer bombas con el chicle a mediados de la década de 1990 se cobró varias vícitmas, entre ellas al Villano Reventón y a su marca de chicle más odiada, el Futy Gom. Famoso por ser el único chicle que el Villano no podía reventar con su aparato especial, el chicle era más bien plasticoso en sabor y textura y desapareció del mercado sin que muchos se acordaran de cómo se llamaba. Lo que quedó en el recuerdo fue el Villano Reventón.

 

Esponjitas

En la década de 1980 había dos o tres dulces que estaban por todos lados, las cazuelitas, los mazapanes, los miguelitos y las esponjitas. Todos aún existen, pero las Esponjitas, que son sólo discos de azúcar con colorante y saborizante supongo que muy artificial, y que no tienen nada de esponjoso excepto la apariencia, desaparecieron y luego volvieron estilo zombie. Ya no saben a lo mismo, tristemente.

blank

Piedras o dulces

Condenados a desaparecer cuando el costo de la licencia fuera incosteable por la poca popularidad de la serie Los Picapiedra, los piedrulces eran nada más el modo que encontró algún emprendedor avispado para vender dulces mal formados y poco acabados, sin control de calidad en la forma, pues, a niños incautos. Un poco parecidos a los Nerds, pero sin ser tan suaves ni sabrosos.

Abejitas

Las Abejitas o, como probablemente tendrían que llamarse si la publicidad fuera sincera y veraz, Diabetes en Bolsita, eran nada más bolsitas con un líquido, supuestamente de varios sabores aunque todos sabían igual. el líquido era agua con azúcar y colorante, y ya. El reto era abrirlo y comerlo sin que se saliera y te ensuciara el sweter de la escuela otra vez, porque ahora sí tu mamá te mata.

blank

Chicles Motitas

Las motitas eran un chicle que servía para hacer bombas. Su atractivo, anunciado desde su logo, era que se te reventaría la bomba y te dejaría unos bigotes como de gato, o leopardo o algo así. Aunque duraron más que su sabor, las Motitas desaparecieron en silencio y sin dejar rastro en algún momento de los últimos años. Tal vez vuelvan si se vuelve a poner de moda hacer bombas con el chicle.

Sugus

Estos pedacitos de caramelo suave que, sin llegar a ser un chicloso pegajoso, ofrecían una mezcla de sabor y de placer al mascar, eran muy famosos en todo México. Sin embargo un día la marca desapareció y aunque hoy existen los Gudus, que intentan ser lo mismo, la experiencia está muy lejos de ser igual, tanto en sabor como textura, a los Sugus de antaño. Eran unos dulces clasicos en los cines!

Lunetas

Antes de que hubiera M&Ms en México en los cines uno compraba lunetas y palomitas. Con un sabor un poco menos chocolatoso y más carameloso que los famosos dulces de la “M”, las lunetas fueron descontinuadas y luego volvieron pero ya sin la gloria ni el sabor, ni la ubicuidad en las salas de cine, que las caracterizaba. Se supone que el nombre venía de su forma un poco elongada y no redonda.

Palelokas

La verdad no recuerdo el sabor de estas paletas, pero lo divertido era que tenían caras chistosas y que tenías que empezar por una para luego darle cran a la hermana. Venían en dos colores con dos caras diferentes y su forma no era nada usual en las paletas. Seguramente fue un error de fábrica que se convirtió en un dulce innovador.

Chupirul

Los Chupirules venían envueltos cada uno en un plástico muy difícil de quitar, lo que hacía que muchas veces perdieras el antojo de comerlos nada más de imaginarte tener que abrirlo. Pero si lo lograbas, el sabor del saborizante que le agregaban a este pirulí con muchos colores era de lo más sabroso y empalagoso. Aunque aún existen los pirulís genéricos en dulcerías sin marca, ya se venden menos, suponemos que por el peligro de picarle un ojo al compañero con la punta de la paleta en cono invertido.

blank

 

blank

Raspatitos

Cuando a Helados holanda se le ocurrió la idea de ganarle el mercado a los traingulitos congelados, no se imaginaron que crearían un grupo de seguidores que pedirían el regreso del zombie Raspatito. Así que recientemente el Raspatito volvió del más allá, aunque sólo en sabor limón, y como experimento para ver si hay interesados en comprarlos ahora que cuestan más que cuando se fueron la primera vez.

blank

Chocolate presidente

Este  chocolate se producía en la fabrica Azteca y fue muy popular en los años setentas y ochentas. Así como su mítico comercial que todos recordamos. Sin embargo pocos habían visto su presentación.

Cronch Ricolino

Este fue una galleta rellena cubierta de chocolate que vio a la luz durante los ochentas.

Pasitas y Confitones de Ricolino

No podian faltar en todos lados, pasitas y cacahuates con chocolate.

 

Hey! Mira esto tambien..

La Delicia de 12 Icónicos Panes Mexicanos

No se puede concebir a México sin su panadería y con una variedad tan amplia …

Tradicion Panadera en 48 Refranes Mexicanos

No hay duda, en México nos encanta el Pan, nuestra tradicion y variedad Panadera es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *