Ultimas Novedades
Inicio ; Salud ; 9 Sorprendentes Curiosidades Sobre El Estomago Que Te Dejaran Con La Boca Abierta!

9 Sorprendentes Curiosidades Sobre El Estomago Que Te Dejaran Con La Boca Abierta!

Cuando se trata del estomago, los expertos dicen que abundan los mitos.¿Cuánto sabes realmente sobre tu estómago?

Desde esas sensaciones de ardor y revolucion que surgen cuando comemos nuestras comidas favoritas, hasta la inflamacion que nos impide cerrar los pantalones, o ese gas que nos hace recordar las cloacas, ese es nuestro estomago!

A pesar de los pesares, no sabemos mucho sobre cómo funciona elestomago y tracto digestivo, por eso pensamos que cualquier problemita estomacal es facil de resolver.

Los especialistas dicen que  lo que parece ser un problema complejo, difícil o incluso aterrador es realmente simple, con una solución simple, si se puede separar los mitos de los hechos.

1. Mito o Realidad: La digestión se lleva a cabo principalmente en el estómago.

Respuesta: Mito. La mayor parte del proceso digestivo tiene lugar en el intestino delgado. El estómago absorbe la comida, luego la bate y la rompe en pequeñas partículas llamadas “quimo”. El quimo luego se libera en pequeños lotes en el intestino delgado, donde ocurre la mayor parte de la digestión.

2. Mito o realidad: si reduce su ingesta de alimentos, eventualmente reducirá su estómago para que no tenga tanta hambre.

Respuesta: Mito. Una vez que eres adulto, tu estómago permanece prácticamente del mismo tamaño, a menos que tengas una cirugía para hacerlo más pequeño intencionalmente. Moyad dice que comer menos no encogerá su estómago, pero puede ayudar a restablecer su “termostato de apetito” para que no se sienta tan hambriento , y puede ser más fácil seguir su plan de alimentación.

3. Mito o hecho: las personas delgadas tienen estómagos naturalmente más pequeños que las personas que son pesadas.

Respuesta: Mito. Si bien puede parecer difícil de creer, el tamaño del estómago no se correlaciona con el peso o el control del peso . Las personas que son naturalmente delgadas pueden tener el mismo tamaño o incluso un estómago más grande que las personas que luchan por su peso durante toda la vida. El peso no tiene nada que ver con el tamaño del estómago. De hecho, incluso las personas que se han sometido a cirugías para reducir el estómago, por lo que su barriga no es más grande que una nuez, pueden anular el tamaño pequeño y seguir ganando peso.

4. Mito o realidad: los ejercicios como abdominales o abdominales pueden reducir el tamaño de su estómago.

Respuesta: Mito. Ningún ejercicio puede cambiar el tamaño de un órgano, pero puede ayudar a quemar las capas de grasa que pueden acumularse en la parte externa de su cuerpo. Además, puede ayudar a tensar los músculos del abdomen , el área del cuerpo que se encuentra justo al sur de El diafragma, que alberga el estómago y muchos otros órganos internos.

Curiosamente, la parte de tu “grasa abdominal” que puede hacerte el mayor daño en realidad puede ser la grasa que no ves. Se encuentra en el “omento”, una especie de lámina interna que se encuentra sobre y alrededor de sus órganos internos.

Las personas que tienen mucho sobrepeso a menudo tienen mucha grasa entre sus órganos internamente. De hecho, en algunos casos, el hígado puede estar tan lleno de grasa que puede desarrollar una forma de hepatitis y, en casos extremos, puede dejar de funcionar por completo.La buena noticia: un plan de alimentación saludable no solo puede ayudarlo a perder el peso que puede ver, sino también las capas de grasa internas que no ve.

5. Mito o hecho: los alimentos que contienen fibra insoluble (que no se disuelve en el agua) causan menos gas e hinchazón que los alimentos con fibra soluble (que se disuelven en el agua).

Respuesta: Hecho. La mayoría de las personas se sorprenden al descubrir que lo que perciben como una forma de fibra “más suave”, el tipo soluble que se encuentra en alimentos como el salvado de avena, frijoles, guisantes y frutas cítricas, pueden en realidad causar más gases e hinchazón. fibra insoluble, que se encuentra en alimentos como el pan integral, los cereales de trigo, el repollo, la remolacha y las zanahorias. Es cierto y la razón es que el gas y la hinchazón son el resultado de la flora intestinal que se necesita para digerir la fibra soluble”. Dado que la fibra insoluble no se digiere en absoluto, pasa a través de usted, no hay interacción con la flora intestinal; en consecuencia, no se forma ningún gas.

Una advertencia a tener en cuenta: si bien la fibra insoluble no le proporciona gas, puede aumentar la frecuencia y el tamaño de los movimientos intestinales.

6. Mito o realidad: una forma de reducir el reflujo ácido es perder tan poco como 2 a 3 libras.

Respuesta: Hecho. Mientras menos ácido fluya hacia el esófago , menos problemas tendrá para eliminarlo. Y créalo o no, perder solo 2 libras de peso del área abdominal puede hacer una diferencia, y el embarazo es el mejor ejemplo.  A medida que el bebé crece y empuja contra los órganos internos, aumenta la acidez estomacal ; pero una vez que nace el bebé y se alivia la presión, la acidez también lo es. De la misma manera, perder incluso un poco de grasa abdominal puede proporcionar un alivio similar.

La muy buena noticia: La mayoría de las personas pierden peso primero en el área abdominal, por lo que debería ver algunos resultados positivos en su acidez estomacal dentro de unas pocas semanas después de comenzar un plan para perder peso .

7. Mito o realidad: comer antes de acostarse puede hacer que suba de peso más rápido que si come los mismos alimentos durante el día.

Respuesta: Mito. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que aumentamos de peso cuando consumimos más calorías de las que quemamos.Y mientras parece lógico que los alimentos que comemos durante un día activo se quemen más rápido y más eficientemente que los alimentos que comemos justo antes de irnos a dormir , Moyad dice que el aumento de peso no se basa en un reloj de 24 horas. Es la cantidad total que ingieres durante un período de tiempo en comparación con la cantidad que quemas lo que determina si subirás de peso.

Estudios recientes en animales sugieren que evitar los bocadillos después de la cena puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Comer por la noche puede alterar el reloj circadiano del cuerpo y alterar las hormonas que controlan el apetito y, en última instancia, aumentan de peso.

Cuando estamos fatigados o estresados, comer justo antes de acostarnos puede dificultar la digestión y causar más gases, hinchazón y ardor de estómago. Hay un ‘cerebro‘ en el intestino que ayuda a garantizar que los alimentos se muevan a través del sistema digestivoal ritmo correcto, en la cantidad correcta. Cuando estamos fatigados, como la mayoría de nosotros estamos al final de un día ocupado, ese “cerebro intestinal” también está fatigado. Entonces, hay una disminución en la cantidad de contracciones que mueven los alimentos a través del sistema.

8. Mito o hecho: un bocadillo de 200 calorías de mantequilla de maní y galletas es más probable que controle su apetito que solo comer galletas de valor de 200 calorías.

Respuesta: Hecho. La razón: las grasas se digieren mucho más lentamente que los carbohidratos y permanecen en el estómago por más tiempo, lo que significa que, naturalmente, nos sentimos llenos por más tiempo después de comer un bocadillo que contiene al menos algo de grasa.

Los carbohidratos simples (como las galletas saladas, el pan o las galletas) provocan un rápido aumento del azúcar en la sangre y los niveles de insulina , que posteriormente disminuyen con la misma rapidez, causando cambios dramáticos tanto en el estado de ánimo como en el apetito. En resumen, te encuentras nervioso y hambriento.

9. Mito o hecho: los frijoles hacen que todos produzcan un exceso de gas, y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Respuesta: Mito … más o menos! Los frijoles son ricos en un tipo de azúcar que requiere una cierta enzima para digerir adecuadamente. Algunas personas tienen más si lo tienen, otras menos. Y cuanto menos tenga, más gas se producirá durante la digestión de los frijoles. Lo que puede ayudar: los estudios demuestran que los productos de venta libre que agregan más de la enzima necesaria para descomponer el azúcar en los frijoles, así como otras verduras tradicionalmente gaseosas, pueden ayudar si se toman antes de comer. Después del hecho, puede reducir el gas que se forma al tomar un producto que contiene simeticona, es un verdadero destructor de burbujas, liberando la tensión superficial en las burbujas de gas que se forman como resultado de comer alimentos difíciles de digerir.

Hey! Mira esto tambien..

Cuánto Tardas En Morir De Hambre (……Y Lo Qué Realmente Pasa A Tu Cuerpo Si Dejas De Comer)

Desde el punto de vista médico, la inanición ocurre cuando un cuerpo no obtiene las …

La hora a la que comes no importa: cuatro mitos sobre alimentación, desmentidos

Hay muchas normas extrañamente específicas sobre cuándo comer para bajar de peso, pero por sí …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *