Ultimas Novedades
Inicio ; Psicologia y Percepciones ; ¿Porque Mentimos? – La Psicología De La Mentira

¿Porque Mentimos? – La Psicología De La Mentira

La gente miente. Todo el mundo. Mentimos por muchos motivos. Decir mentiras puede ser útil para protegernos en situaciones de riesgo, y puede ser perjudicial si se hace para ocultar un problema no resuelto. Convertimos la mentira en un juego y luego nos enfadamos cuando nos mienten. Este artículo repasa las principales 10 razones por las que la gente miente.

Todo el mundo miente

La mentira es un fenómeno universal. Mentir forma parte de las relaciones. En momentos en que vemos que decir la verdad puede provocar peores resultados que mentir, a menudo mentimos. Para mentir hay que tener una versión falsa de un hecho o de una idea -que se diferencia conscientemente de otra versión del mismo hecho o idea que es real-. Entonces se selecciona intencionadamente la falsa para comunicarla. Por lo tanto no se puede mentir por error ni inconscientemente.

Las únicas personas que tienen dificultades muy importantes para mentir son las que tienen síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista que, entre otros aspectos, afecta la capacidad de abstracción. Abstraer significa que a algo se le da un significado distinto del que se puede desprender de su descripción.

Imaginemos la siguiente situación. Un niño va caminando por la calle de forma que parece que se ha perdido. Un policía lo detiene y se ofrece para ayudarle. Y el niño reacciona enfadándose y le da una patada. Entonces el policía ve que el niño está nervioso y, con visión pragmática, le dice “Seguro que no lo querías hacer. ¿Verdad que no lo querías hacer?” El policía ha hecho una abstracción: sabe que la patada ha sido intencionada, pero de su mensaje se desprende que no se ha dado cuenta. Y espera que el niño también haga una abstracción y mienta diciendo “No, no lo quería hacer“. Pero el niño responde “Sí lo quería hacer“. No ha mentido. Aunque admita que está mal hecho dar una patada a un policía, en el momento de hacerlo, quería hacerlo porque estaba enfadado.

La mayoría de personas en esta situación habrían mentido diciendo que no querían hacerlo.

¿Es malo mentir?

En Psicología, la respuesta a la mayoría de las preguntas es “depende”. Y esta no es una excepción. En general mentir es malo. Puede suponer una falta de respeto hacia la persona a la que mentimos (que merece saber la verdad aunque nos cueste decirla). Además el descubrimiento de una mentira suele conllevar la pérdida de la confianza. Cuando la gente miente se deja un problema sin resolver, y se dificulta la resolución de problemas similares en el futuro.

Pero en algunas ocasiones mentir tiene ventajas. Ayuda a mantener la cohesión social y nos puede proteger en situaciones de riesgo. Y que una persona mienta demuestra que tiene capacidad de adaptarse al medio social, que es muy complejo. Esto incluye tanto niños como adultos. Y conviene mencionarlo porque se castiga al niño por sus mentiras, pero este ve como en su entorno la gente miente.

10 razones por las que la gente miente

Para protegerse

Cuando una persona anticipa un castigo por algo que ha hecho, puede mentir para evitar este castigo. O si está a punto de decir algo que se le puede volver en contra, puede decir otra cosa que no sea cierta. Como un niño que da un portazo y, cuando le preguntan por qué lo ha hecho, dice que no ha sido él, sino un golpe de viento.

Por necesidad de aprobación

A veces la gente miente para llamar la atención de los demás. Personas que quieren ser aceptadas socialmente, no por la necesidad humana básica de pertenecer a un grupo, sino porque creen que sin los otros no son nada. Por lo tanto están dispuestas a mentir.

Imaginemos a alguien que comienza a trabajar en una empresa y, por tener el afecto de los demás, se inventa que se le murió un hijo. De este modo consigue que los demás le muestren preocupación y se aproximen.

Para cubrir otra mentira

Decir una mentira requiere un doble esfuerzo: Por un lado, debemos recordar lo que dijimos (por si nos lo vuelven a preguntar). Y los hechos reales se recuerdan más que los inventados. Por otro lado, nos obliga a crear más mentiras para dar coherencia a la primera.

Por ejemplo, una persona que no tiene vehículo propio pero, en una entrevista de trabajo, dice que sí. En realidad va en transporte público y, un día, llega muy tarde. Y dice que ha encontrado un atasco cuando estaba en el coche. Pero el día que le pidan algo por lo necesita el coche tendrá que inventar otra excusa para tapar que, en realidad no tiene (como que está en el taller de reparación). Y si se lo vuelven a pedir más adelante deberá crear otra (por ejemplo, que se lo ha prestado a un familiar).

Para adaptarse

Como decíamos la gente miente para adaptarse al entorno social, que es bastante complejo. Imaginemos un hombre que quiere ir a un club de strippers. Entra en un taxi y da la dirección. Seguidamente reconoce el taxista, que es vecino suyo. Este hombre tendrá que inventar alguna mentira, como que sólo va para quejarse porque recibe publicidad del establecimiento en su correo electrónico.

Para darse importancia

Hay personas que quieren destacar por encima de la “normalidad”. Quieren que se hable de ellas y que se les reconozca un mérito. Como ejemplo, el de esta mujer de algun lugar que hizo creer a todo el mundo que era víctima de los atentados del 11 de Septiembre en Nueva York. O la que se inventó que tenía cáncer.

A veces estas personas “no tienen suficiente” con inventarse la mentira, sino que tienen que construir toda su vida en torno a la mentira para darle credibilidad.

Para halagar

La gente miente para quedar bien. Es lo que pasa cuando decimos a una persona algo que le gustará, aunque sea mentira. Por ejemplo, cuando queremos ligar con alguien y no sabemos cómo captar su atención. Imaginemos un chico que va detrás de una chica y le dice que le gusta mucho su peinado, aunque piensa lo contrario.

Por interés

Habitualmente detrás de cualquier mentira hay un interés. Pero a veces este interés es conseguir algo de otra persona. Y la persona interpreta que no lo conseguirá si no es mintiendo. Este interés puede ser legítimo aunque la mentira no sea el método más adecuado para conseguirla, o puede ser claramente un intento de manipulación.

Supongamos que es el cumpleaños de un amigo nuestro y le queremos dar una fiesta sorpresa. Le podemos mentir para que vaya a un lugar determinado a una hora determinada. Cuando llegue sabrá que le han mentido, pero entenderá el motivo que hay detrás y no lo interpretará como mal intencionado.

Pero una madre que no aprueba la relación de su hijo con su pareja se puede inventar una serie de cosas contra la pareja y darles coherencia para que su hijo termine dejándola.

Para ganar tiempo

¿Te ha pasado alguna vez que una persona quiere hacer algo contigo y tú no quieres? Lo más útil es decir que no. Pero hay personas que, en esta situación, mienten. Y no es una simple excusa, sino una mentira como “tengo que ir a un entierro“. Así ganan tiempo mientras el otro se olvida, o mientras encuentran una manera más definitiva de evitarlo.

Por piedad

La conocida “mentira piadosa” es la que ayuda a evitar una ofensa. Si le preguntas a alguna amistad si alguna vez te ha dicho alguna mentira piadosa, lo más probable es que te diga que sí. Es una mentira con buena intención y que no suele tener consecuencias graves si se descubre.

Por ejemplo, un hombre que ha hecho un curso de cocina y lleva unos pasteles en casa para que su familia los pruebe. Los pasteles pueden ser horribles, pero los familiares le dicen que los encuentran buenos para no ofenderle.

Por venganza

A veces la gente miente con la venganza como único motivo. En este caso se quiere causar un daño a otra persona. Como cuando alguien sabe que ha habido un robo y se inventa que ha sido un inmigrado porque no le gusta que venga gente de fuera del país.

Hey! Mira esto tambien..

¿Cual Es Tu Tipo De Nariz y Su Significado Psicologico?

Hay muchos rasgos faciales que van ligados a ciertas cuestiones psicologicas, como lo es el …

Los 7 Experimentos Mas Espeluznantes!

Es bien sabido que una de las cosas que nos diferencia de los animales es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *