Ultimas Novedades

Como Los Recuerdos Pueden Ser Manipulados A Traves De Las Palabras (Experimento de Loftus y Palmer)

El ser humano sigue siendo un rompecabezas cuando se trata de su mente y de sus respuestas. En esta ocasión el juego se llama “Altera tu Realidad” o “No es cierto que viste lo que dices que viste” o “Tu viste lo que yo quería que vieras, aunque esto no haya sido real” y pudiera usar mas frases para decir lo mismo, pero mejor vamos al grano…..

Este experimento que se remonta hasta 1974, realizado por la psicóloga Elizabeth Loftus en colaboración con John C. Palmer realizaron un experimento originalmente llamado Reconstrucción de Un Accidente de Autos, al que hoy llamamos el Experimento de Loftus y Palmer. Loftus study

Por medio de este experimento de psicología social, se demostró como los recuerdos de un evento en particular pueden ser alterados (Sustituido, Modificado o Agregando/Eliminando recuerdos inexistentes) en nuestra memoria por el uso de palabras (Verbos) diferentes al ser interrogados o cuestionados por el recuerdo en particular.

Es algo parecido a cuando se interroga a un testigo de cierta forma para hacer que confiese algo que no hizo o que acepte algo que no existió o realizó.

Descripción de el experimento:

Demostrar la hipótesis de que el uso de ciertas palabras en la interrogación de testigos visuales altera la percepción de esa memoria

Por lo tanto, su objetivo era mostrar que las preguntas principales podían distorsionar el testimonio de los testigos y así tener un efecto de confabulación, ya que la memoria se distorsionaría por las señales proporcionadas en la pregunta.

Para probar esto, Loftus y Palmer (1974) pidieron a las personas que estimaran la velocidad de los vehículos motorizados usando diferentes formas de preguntas. La estimación de la velocidad del vehículo es algo en lo que las personas generalmente son malas y, por lo tanto, pueden estar más abiertas a la sugerencia.

Primer Experimento:

– Mostró a un grupo de 45 estudiantes una breve película del choque de un coche con otro. Las películas eran de 5 a 30 segundos y fueron presentadas de manera aleatoria a cada participante.

– Pidió luego a todos que estimaran la velocidad a la que circulaba el coche causante del accidente.

Ahora bien, dividió a los estudiantes en cinco grupos y, al formularles lamisma pregunta, utilizó un verbo distinto para pedirles que describieran lo que habían visto: en un caso el coche se  había “destrozado” (smashed), pero en otros había “colisionado” (collided), “chocado” (bumped), “golpeado” (hit) o “contactado” (contacted) con el otro coche.

Los 45 estudiantes habían visto la misma película y, por eso, la descripción verbal del accidente no debiera haber influido sobre su estimación. Sin embargo, las velocidades medias (en millas por hora) estimadas por cada grupo fueron las siguientes:

blank

Resultados: La velocidad estimada se vio afectada por el verbo utilizado al preguntarles. El verbo implicaba información sobre la velocidad, que sistemáticamente afectaba la memoria del accidente por parte de los participantes.

Así pues, a pesar de que los estudiantes habían sido testigos directos del accidente, su estimación varió en función del verbo utilizado en la pregunta.

Loftus y Palmer ofrecen dos explicaciones posibles para este resultado:

Factores de sesgo de respuesta: la información engañosa proporcionada puede haber influido simplemente en la respuesta que dio una persona (un “sesgo de respuesta”) pero en realidad no condujo a un recuerdo falso del evento. Por ejemplo, las diferentes estimaciones de velocidad ocurren porque la palabra crítica (por ejemplo, ‘smash’ o ‘hit’) influye o sesga la respuesta de una persona.

La representación de la memoria se altera: el verbo crítico cambia la percepción del accidente por parte de una persona: algunas palabras críticas llevarían a alguien a tener una percepción del accidente más grave. Esta percepción se almacena en la memoria del evento de una persona.
Si la segunda explicación es cierta, esperaríamos que los participantes recuerden otros detalles que no son ciertos. Loftus y Palmer probaron esto en su segundo experimento.

Segundo Experimento:

Procedimiento: a 150 estudiantes se les mostró una película de un minuto que mostraba un automóvil conduciendo por el campo seguido de cuatro segundos de un accidente de tráfico múltiple.

Luego, los estudiantes fueron interrogados sobre la película. La variable independiente fue el tipo de pregunta formulada. Fue manipulado preguntando a 50 estudiantes ‘¿a qué velocidad iba el automóvil cuando se golpeaban entre sí?’, Otros 50 ‘¿qué tan rápido iba el automóvil cuando se destrozaban?’, Y los 50 participantes restantes no hicieron una pregunta en todos (es decir, el grupo de control).

Una semana más tarde se midió la variable dependiente: sin volver a ver la película, respondieron diez preguntas, una de las cuales fue crítica y se incluyeron aleatoriamente en la lista: “¿Viste algún vidrio roto? ¿Sí o no? “No había vidrios rotos en la película original.

Hallazgos: Los participantes a quienes se les preguntó qué tan rápido iban los autos cuando se estrellaron fueron más propensos a reportar haber visto vidrios rotos.

resultados de loftus del experimento dos
Conclusión: esta investigación sugiere que la memoria se distorsiona fácilmente mediante la técnica de cuestionamiento y la información adquirida después del evento se puede fusionar con la memoria original, lo que causa un recuerdo inexacto o memoria reconstructiva.

Los resultados del experimento dos sugieren que este efecto no se debe solo a un sesgo de respuesta porque las preguntas iniciales realmente alteraron la memoria que un participante tenía para el evento.

La adición de detalles falsos a la memoria de un evento se conoce como confabulación. Esto tiene implicaciones importantes para las preguntas utilizadas en las entrevistas policiales de testigos oculares.

Del experimento pueden sacarse muchas conclusiones:

– El lenguaje utilizado por un periódico influye en la percepción de los hechos por sus lectores, incluso aunque la información se refiera a hechos que conocen directamente.

– Las respuestas a un cuestionario pueden resultar muy influidas por el tenor de las preguntas.

– El testimonio de los testigos directos de un hecho puede estar influido por acontecimientos posteriores a ese hecho.

¿¿¿Que otra cosa se te ocurre???

 

 

 

Hey! Mira esto tambien..

El Mundo De Los Sueños (¿La Doble Vida?)

Dicen que todo ser humano lleva una doble vida: Una cuando esta despierto y otra …

¿Existen Los Mensajes Subliminales?

En los años 50 en Estados Unidos se hizo muy popular un agente publicitario llamado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *